The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: Reseña "El haiku de las palabras perdidas" de Andrés Pascual

Reseña "El haiku de las palabras perdidas" de Andrés Pascual



Nagasaki, agosto de 1945:
Kazuo, un muchacho occidental afincado en Japón, y Junko, la bella hija de una diseñadora de arreglos florales, han acordado encontrarse en una colina para sellar su amor adolescente con un haiku que esconde un secreto sobre su relación. Minutos antes de que llegue la hora, la bomba atómica convierte la ciudad en el peor de los infiernos.
Tokio, agosto de 2010:
Emilian Zäch, un arquitecto suizo cuya vida se está desmoronando, asesor de Naciones Unidas y defensor de la energía nuclear, conoce a una galerista de arte japonesa obsesionada con encontrar al antiguo amor de un antepasado.
A través de estas dos historias paralelas y de su sorprendente unión final, Andrés Pascual teje una emotiva trama sobre la importancia de asimilar las tragedias del pasado para enfrentar los retos del presente y escribir nuestro propio destino.






Este libro, debo aclarar, lo compré y leí hace dos años (lo releí por encima para hacer la reseña), y lo compré más que nada porque su tema central era Japón (otaku detected xD), pero debo decir que me sorprendió muy, pero que muy gratamente.

Al principio te encuentras con un chico llamado Kazuo, en la mitad del siglo XX que va a encontrarse con la chica que le gusta y la muchacha le propone un juego sobre haikus. El juego consistía en que ella le daba un haiku cada día (en total cuatro) y él debía pensar en ellos y en su esencia hasta que la serie de haikus se completara. 

Un haiku, para quien no lo sepa, es un poema japonés de diecisiete sílabas. Es un destello fugaz que nos muestra la esencia de las cosas.

Enseguida, cuando acaban de hablar, la historia te catapulta a la actualidad, donde te explica cómo despiden a Emilian, quien crea un prototipo de energía nuclear. 

Así sucede la historia. Cuenta dos historias:

 La historia "antigua" de Kazuo, quien cuando iba a ver el último haiku, vive en su propia piel la explosión de la bomba atómica de Nagasaki, haciéndole imposible poder ver a Junko. El resto del libro, el muchacho busca a la chica que ama. 

En la historia actual, Emilian se encuentra, en Japón, a una chica que trabaja en una galería de arte que le pide ayuda para encontrar al hombre que su abuela amó una vez cuando eran jóvenes y que nunca encontró.

Debo decir que si la historia en un principio no me hacía gracia (¿ya dije que la compré porque sucedía en Japón?), no pude despegarme de ella. Ya en las primeras frases me pude percatar de que era un libro que, a pesar de sus 537 páginas, se hacía muy fácil de leer, y muy entendible. El autor ha sabido cómo meterte en los sentimientos de los personajes en cada momento. Los personajes evolucionan a la perfección. Kazuo, por ejemplo, un niño holandés que amaba su aspecto por ser extranjero, amigable con la gente y muy agradable, aprendió a ser desconfiado, maduró de golpe y supo lo que era la desesperación de ver a la gente muriéndose por la radiación a su alrededor. Aprendió a vivir la pérdida de las personas a su alrededor pero aún así no se rindió nunca.

"Siempre hay una alternativa, por pequeña que sea, para cambiar nuestro destino"

Las situaciones en las que se encuentran los personajes te hacen una idea del Japón tanto antiguo como actual, y te permiten ver una cultura completamente nueva y extraordinaria. Las historias te conmueven. Admito que he llorado muchas veces con este libro, pero bueno, yo soy una llorica. 

Enlaza las dos historias a la perfección, una historia y trama atrapante, un estilo que te deja sin aliento, que te hace querer más. Os aseguro que cuando acabéis el libro lloraréis porque queréis una segunda parte más que por otra cosa. Además, cierra perfectamente el libro. Te deja pensar en todo.

Cuando terminé el libro (537 páginas en un día y medio, majos), me quedé con los ojos muy abiertos, llenos de lágrimas, reflexionando. Debo decir que me sentí una filósofa valorando la vida y el tiempo durante aproximadamente una semana. Debo decir que ese libro me cambió por dentro.

En fin, si quieres ver una trama demasiado genial, personajes profundos, trabajados; situaciones tan alucinantes como reales y sentir una pasión de dos épocas, te lo recomiendo. De hecho se lo recomiendo a todo el mundo para que reflexione un poco sobre las cosas.








No hay comentarios :

Publicar un comentario